Ganancia de punto (Dot Gain).
Ganancia de punto es un efecto Óptico y Mecánico, este ultimo es cuando el punto impreso crece en porcentaje del punto diseñado en consecuencia de la tinta que se deposita sobre los puntos de una imagen en el grabado, y esos puntos se imprimen sobre una superficie (por lo general sustratos). El resultado es un punto mas grande de proporciones irregulares.
El término ganancia de punto o “DotGain” es usado en el mundo de la impresión, entre ellos la Flexografia, para referirse al incremento en los valores tonales del punto de trama; es decir, que los puntos que resultan impresos son más grandes de lo esperado. Este fenómeno ocasiona que, cuando se observa una imagen, ésta luce oscurecida, opaca y sin vida. Los tonos medios y las sombras son las que más se notan en este problema. De esa forma, ganancia de punto es la diferencia entre el punto de trama escogido y el que la máquina imprime.
La ganancia de punto es el fenómeno por el que los puntos de una trama se perciben y reproducen como mayores de lo que se pretendía, lo que causa un oscurecimiento de lo reproducido.
La ganancia de punto se define como el incremento del tamaño de un punto de trama desde cuando fue creado en negativo de medio tono hasta cuando sea impreso en un sustrato. El incremento se expresa normalmente como un porcentaje. Varios elementos componen lo que vemos como ganancia de punto total en una hoja impresa. La ganancia de punto total se refiere a la sumatoria de la ganancia de punto mecánica y la ganancia de punto óptica. 
La ganancia de punto tiene otras variables ya que las maquinas flexográficas están compuestas de rodillos, engranes o hoy día gearless, baleros y una cantidad de componentes que forzosamente se tienen que “presionar” entre si para funcionar adecuadamente. Sin demeritar la gran cantidad de materiales para imprimir algunos de mayor o menor porosidad, compuestos de diferentes fibras y con tensión superficial diferente.

La ganancia de punto es un término utilizado en el ámbito de la impresión para indicar la diferencia de tamaño que se observa entre el punto de trama escogido originalmente y el que la máquina offset reproduce en el momento de imprimir.

Es el efecto que se produce cuando la tinta de una máquina cae encima del punto de la plancha y se traspasa al papel, y esta transferencia nunca sucede de forma perfecta, siempre hay un “engorde” del punto. O sea, que si en plancha hemos insolado una trama con un 50%, seguramente, en la máquina, esta trama aumentará al 64%.

Se puede controlar, se puede reducir, pero no se puede evitar, ya que es algo inherente a la reproducción con tramas. Por eso se debe tener en cuenta a la hora de preparar los materiales para su reproducción. Es más intensa en los tonos medios y en las sombras.
Las ganancias de punto varían según sea el sistema de impresión, el soporte y las tintas usadas, la forma de preparar las planchas, la humedad ambiente… En una misma máquina es distinta para cada color de cuatricromía y es especialmente intensa en los tonos medios. Algunos distinguen entre ganancia de punto óptica y ganancia de punto mecánica. En cualquier caso, ambas van juntas y su efecto final es conjunto.
En algunos procesos de impresión (como la impresión offset de periódicos en papel prensa o la impresión de cartonajes con flexografía) la ganancia de punto puede llegar a ser de cerca del 30%. Esto quiere decir que las tramas del 50% de negro resultan al final ser del 80%. Un fenómeno afin (por no decir que es una variante de ganancia de punto mecánica) es el "empastamiento" de los textos y filetes cuando son demasiado finos (y no se ha tenido en cuenta que las tintas siempre
"rebosan" un poco y que el registro de planchas no es 100% perfecto).
¿Qué es?
La ganancia de punto óptica es un fenómeno visual que se crea por las características de absorción de luz de la tinta y las características de refracción de la luz en el sustrato. Cuando la luz llega a las áreas sin imagen, o "espacios en blanco" esta se refracta y parte de la luz queda atrapada debajo de los puntos de trama. Esta luz no puede ser reflejada al ojo humano y se dice que ha sido "absorbida". Los puntos parecen ser más oscuros y más grandes de lo que realmente es su densidad y tamaño, haciéndolos aparecer como si hubiera ocurrido ganancia de punto. 

La ganancia de punto mecánica (también llamada ganancia de punto física) es un agrandamiento real del tamaño del punto de trama. Esto puede ocurrir durante la separación de colores, contactos de las películas, copiado de las planchas y en la impresión. 

La forma más conocida de ganancia de punto mecánica es la no direccional, y si es excesiva ocasiona embotellamiento (también conocido como llenado). Los puntos de trama grandes se agrandan y se juntan y la tinta "pinta" las áreas sin imagen que hay entre los puntos. Dicho agrandamiento es ocasionado por el espesor de la capa de tinta, el tipo de papel, las retículas de alta lineatura o la transferencia de la tinta bajo presión entre la mantilla y la plancha, o entre la mantilla y el sustrato. 

El frote es una forma de ganancia de punto direccional que puede ser ocasionada por exceso de presión entre los cilindros de la plancha y la mantilla. El exceso de presión ocasiona que la superficie de caucho de la mantilla se expanda y distorsione la forma de los puntos impresos. 

El frote también puede presentarse si la plancha y la mantilla están empacadas con diámetros diferentes. Si el cilindro de la mantilla de una prensa offset alimentada por hojas está sobreempacado y el cilindro de la plancha está subempacado, la velocidad superficial del cilindro de la mantilla excederá la velocidad superficial del cilindro de la plancha. La acción de frote resultante alarga los puntos de la trama. 

Los puntos pueden frotarse lateralmente, a lo largo del cilindro o alrededor del cilindro, es decir, en la dirección de la impresión. 

El doblez es otra forma de ganancia de punto que aparece como una suave segunda imagen un poquito desregistrada respecto de la imagen real. Esto ocurre cuando hay falta de registro entre las unidades de impresión y aparece con mayor frecuencia cuando se está imprimiendo con películas de tinta muy gruesas. Ocasiona oscurecimiento del color y mayor contraste y resultará en una imagen pobremente reproducida. Por ejemplo, si una parte de la tinta cian impresa en la primera unidad se transfiere a la mantilla de la segunda unidad, las páginas sucesivas deben registrar con la mantilla de la segunda unidad; de lo contrario, se presentará una doble imagen.

De forma general, se puede decir que el porcentaje de punto se refiere a la relación porcentual existente del área de superficie que cubren los puntos de trama en una determinada zona valorada respecto a la superficie total valorada.

Como que un densitómetro utiliza la integración de la luz reflejada en la superficie valorada para realizar la lectura, cualquier interferencia óptica en la reflexión de la luz afecta directamente a la lectura. Sin embargo, como que la lectura mediante densitómetro pretende dar información acerca de cual es el aspecto aparente del impreso y no la realidad física de la existencia del punto, ésta resulta adecuada para esta valoración.

Al medir sobre una zona tramada la luz se refleja tanto en los puntos de trama como en las zonas no impresas, por lo que es preciso dar al aparato información sobre el comportamiento de la luz al reflejarse sobre una zona de masa del mismo color con una densidad equivalente a la de los puntos de la zona tramada. Por ello, el método de medición del porcentaje de punto consta de dos pasos, midiendo primero la zona de masa (y dando la información acerca de la intensidad de impresión de la masa y de cada punto) y luego la zona tramada. En la comparación de las lecturas se deduce el valor del porcentaje de punto aparente a través de la fórmula en cuestión (Murray Davies).

La ganancia de punto es un concepto que se refiere al comportamiento de un proceso de reproducción en cuanto a la variación entre el porcentaje de punto original en una determinada zona (normalmente original digital) y el porcentaje de punto aparente en la misma zona una vez reproducida (normalmente impresa industrialmente). Esta diferencia se expresa en forma absoluta a pesar de utilizar la expresión % de forma habitual (un porcentaje resultante de un 65% en una zona original del 50% da una ganancia de un 15%, que deberíamos decir simplemente de 15).

Como que la variación en el tamaño del punto en el proceso de reproducción se produce en la zona perimetral del punto, se puede decir que este aspecto condiciona la ganancia de punto. A su vez, un punto menor generará, de forma relativa, una ganancia de punto mucho mayor que uno de mayor tamaño. Así pues, un mismo porcentaje de punto expresado con puntos de mayor o menor tamaño tendrá una ganancia de punto diferente al reproducirlo, siendo mayor cuanto menor el tamaño del punto. Por esta razón las lineaturas de trama superiores generan una mayor ganancia de punto.

Por otra parte, la forma del punto también condiciona la ganancia de punto resultante. Por ello, la mayoría de diseños de tipos de punto (formas del punto) consiguen en conjunto el menor valor de entorno de perfil agregado. Es habitual que en las zonas oscuras existan "puntos negativos" en vez de grandes puntos positivos, consiguiendo menor entorno de perfil agregado. Por todo ello, el valor tonal con una ganancia de punto mayor acostumbra a estar en la zona de entre el 40% y el 60% del original.

Las tramas estocásticas (FM) normalmente tienen puntos del mismo tamaño para cualquier porcentaje, y cambian la frecuencia con distribución aleatoria para conseguir los diferentes valores tonales. Esto hace que la ganancia de punto tenga un comportamiento lineal siendo la misma para cualquier porcentaje. Por otro lado, al ser los puntos de un tamaño muy pequeño, la ganancia de punto en conjunto es mucho mayor y el proceso exige un control especial en este aspecto.

¿Podemos controlar la ganancia de punto?

 Mucho se logra haciendo los ajustes necesarios en la sala de impresión, eligiendo los materiales y herramentales adecuados, la correcta presión en los rodillos y trabajar bajo procesos estandarizados. Parte del proceso es determinar las llamadas “curvas de compensación” que no es mas que la diferencia del punto enviado de computadora al punto impreso en un sustrato cualquiera; esta diferencia se determina midiendo el punto impreso con un Spectrodensitometro (uno de varios)… Mediante mediciones o FINGER PRINT se conoce el crecimiento del punto impreso, veamos un ejemplo para entender mejor este proceso:

 

Este es solo un pequeño articulo en referencia a la ganancia de punto ya que los efectos y resultados pueden ser variados y con impactos que van de lo mas sencillo a lo más critico.

 

La tarea de todos los involucrados en el proceso de impresión es determinar las causas de dicho problema y establecer las mejoras continuas que día con día perfeccionen nuestros impresos y que la calidad de los mismos sea la satisfacción de nuestros clientes.