Buscar
  • Dpto. Editorial

Las necesidades de la Flexografía aumentan constantemente.

Impresiones complejas, calidad sin menoscabos y plazos ajustados obligan a muchos impresores Flexográficos a seguir optimizando sus procesos de producción continuadamente. Cambios frecuentes de imagen, una gran variedad de contenidos e información en las etiqueta y embalajes, así como diseños complejos: son muchos los retos a los que se enfrenta la impresión flexográfica de alta calidad actual.

Existe una segmentación entre los impresores flexográficos, que se distribuyen en dos grupos principales: Los impresores que imprimen trabajos en largos tirajes y desean maximizar la velocidad y la producción de la prensa, y los impresores que imprimen múltiples trabajos cortos y requieren optimizar sus procesos entre uno y otro trabajo.

Cada impresor Flexográfico debería tomarse el "tiempo necesario", para determinar cuales son los tipos de adhesivos más compatibles con sus planchas y rodillos/cilindros. Una vez que se haya especificado la combinación óptima de adhesivo, los impresores pueden concentrarse entonces en la dureza de la espuma que necesitarán para producir los mejores resultados de impresión.

Actualmente, los fabricantes de cintas para el montaje de las planchas fabrican cinco o más niveles de dureza de espuma diferentes con el fin de permitir que los originales tengan la mejor cobertura de densidad sólida de la tinta, menos ganancia de punto en los colores tramados, medias tintas y altas luces, y el mejor equilibrio con la combinación de cualquier tipo de grosor del fotopolimero y sus soportes.



26 vistas