Buscar
  • Dpto. Editorial

La Viscosidad de las tintas.

La temperatura de utilización influye de una manera inversamente proporcional en la viscosidad.


El sistema de control de viscosidad más utilizado en Flexografía es medir el tiempo en segundos que tarda en caer un volumen determinado de tinta depositado en una copa dotada de un orificio con un diámetro determinado.


El control de la viscosidad debe realizarse con la tinta circulando por la impresora, ya que el calentamiento de la tinta por el movimiento, así como también la mayor o menor presencia de restos de agua en la impresora, influyen en la viscosidad final de la tinta en máquina.


A medida que aumenta la temperatura, obtenemos una menor viscosidad y también se evaporan parte de los solventes y aditivos, esto causará una impresión con tonalidades desiguales a lo largo de la tirada.


Por tanto, es muy importante controlar la temperatura para mantener una viscosidad homogénea durante la impresión.


Existen diferentes tipos de copas para medir la viscosidad.


La viscosidad de aplicación de una tinta tiene una fuerte influencia en el resultado final del color, así como también en el comportamiento de la tinta en la impresora.


El ajuste de viscosidad debe realizarse de acuerdo con la experiencia del impresor, dependiendo del tipo de trabajo a realizar y del tipo de entintado de que disponga la máquina.

1,150 vistas