Sobreimpresión, Reserva & Trapping

Sobreimpresión: Se denomina sobreimpresión a la impresión de un objeto que esté en primer plano sobre la tinta de un objeto que está en un segundo plano. En otras palabras, es la impresión de una tinta sobre otra. En offset, este proceso hace que ambas tintas se combinen, debido a que las tintas que se utilizan por lo general son transparentes, no cubrientes. En el caso de utilizar cubrientes, como por ejemplo en flexografía, queda un color sobre otro y no se mezclan entre sí.

 

Reserva:  La reserva consiste en dejar un espacio sin tinta en la primera capa, para que cuando se coloque una segunda capa, no queden colores combinados o indeseados en algunos casos.

No es “malo” ni un error que los colores se sobreimpriman.

Muchas veces se utiliza como recurso para crear efectos, evitar aparición de huecos, conseguir un color diferente, etc.

 

 

Trapping: también llamado reventado, es la superposición de tintas colindantes para evitar que con el movimiento de la máquina se produzcan errores de registro. Lo más común es reventar el color más claro sobre el más oscuro. El tamaño del trapping dependerá de los diferentes materiales sobre los que se imprima.

 

 A continuación detallamos en una tabla las medidas recomendadas. Cuando un elemento oscuro está sobre un fondo claro, se amplia el color del fondo, que 'entra' en el objeto oscuro. Ese es un reventado positivo (choke trapping). Cuando un elemento claro está sobre un fondo oscuro, se amplia el color del objeto claro, que 'rebosa' hacia el fondo oscuro.

 

Ese es un reventado positivo (spread trapping). El tamaño del Trapping dependerá del material sobre el que se imprima y de la máquina con la que se haga. En la tabla de más abajo proponemos unas medidas como orientación. Hay que tener en cuenta que cada trabajo es único y por lo tanto deberá considerarse de manera especial.

¿Cuándo usar sobreimpresión o trapping?

 

 

Generalmente, la sobreimpresión se aplica cuando se tiene un fondo más claro y el color de la segunda capa es más oscuro. Por ejemplo, al colocar texto negro sobre un fondo amarillo. Sin embargo, la reserva y el trapping se aplican generalmente cuando se coloca un color claro sobre un fondo oscuro. Si no se deja reserva en estos casos, el color claro se combinará con el oscuro, dejando una gran mancha de un color no deseado.

Algunos consejos.

 

Cuando el contraste entre un objeto oscuro y un fondo claro es sustancial, lo más sencillo es utilizar la sobreimpresión.

 

En caso de texto negro siempre se recomienda la sobreimpresión, para evitar los fallos de registro entre los objetos, además, la salida de la página es más rápida.

 

También se suele recomendar la sobreimpresión para lineas finas o letras de cuerpo pequeño, siempre y cuando las tintas superpuestas den un color final apropiado. 

 

Si se utiliza la sobreimpresión para un texto negro colocado en parte sobre un fondo de color y en parte sobre un fondo blanco, la parte del texto impresa sobre el fondo de color quedará más oscura. Para que esto no suceda se debe optar por hacer una reserva de color para el texto negro; entonces todo el texto se imprimirá sobre fondo blanco y, por lo tanto, tendrá el mismo color.

 

La reserva de objetos puede generar en la impresión filetes molestos a la vista, a causa de las imperfecciones de registro en la imprenta, inevitables si no se aplica el denominado “trapping”.

 

Articulo técnico By:

Josep Martinez Ortiz

Technical flexography Specialist